Métodos Anticonceptivos que se adaptan a ti

Hablar de métodos anticonceptivos es hablar de planeación, de poder de decisión y, sobre todo, de opciones. Por otro lado, hablar de métodos anticonceptivos también es hablar de confusión. Con tantas opciones y términos, ¿cómo eliges el mejor para ti? ¿Has probado algún método anticonceptivo que no te acomodó y no sabes qué hacer?

¡Esto es totalmente normal! Hoy en día los métodos anticonceptivos son tan variados y sencillos de usar que con la guía de un ginecólogo, podrás encontrar el que se adapte a ti, sin dudas o más confusiones.

Los de siempre: métodos anticonceptivos que ya conoces

Preservativos. Los condones son muy fáciles de conseguir, accesibles y son el único método anticonceptivo que además brinda protección contra enfermedades de transmisión sexual.

Su principal desventaja: Se puede romper y debes usar uno nuevo cada vez que tengas relaciones.

La pastilla anticonceptiva. Las pastillas anticonceptivas por lo general utilizan una combinación de progesterona y estrógeno para evitar la ovulación. Al no ovular, no puede ocurrir la fertilización, evitando el embarazo. Las pastillas anticonceptivas son muy eficaces siempre y cuando uno recuerde tomarlas todos los días, sin falta, a la misma hora. Pierden efectividad si se olvida una toma, te enfermas del estomago o cuando tomas algún medicamento que puede interrumpir el mecanismo de la misma. En México no se necesita receta médica para tomar pastillas anticonceptivas, sin embargo, lo mejor es que junto con un ginecólogo busques la pastilla que mejor se adecua a tus necesidades.

Su principal desventaja: Es fácil de olvidar la toma puntual, lo cual disminuye su eficacia considerablemente.

Los que dan más conveniencia: Métodos Anticonceptivos que tal vez conozcas

El parche anticonceptivo. Este parche libera hormonas de manera transdérmica y lo puedes colocar sobre la piel limpia de tu vientre, glúteos, espalda o brazos. Muchas mujeres lo encuentran más conveniente que las pastillas anticonceptivas pues solo deben recordar lo siguiente: cambiarlo cada semana durante 3 semanas intercalando con una semana de descanso. En cuanto a su función, es similar a la de las pastillas: el parche libera estrógeno y progestina, evitando la ovulación.

Su principal desventaja: Es fácil que olvides cambiarlo y si haces mucho ejercicio, se te puede despegar o causar irritación.

La inyección anticonceptiva. La inyección anticonceptiva es muy conveniente si tienes acceso fácil al consultorio de tu médico cada 3 meses. Al colocarte la inyección de manera puntual, cada 3 meses, la progestina que ésta contiene evita la ovulación y espesa el moco cervical, impidiendo que el esperma pase. Para mujeres que el recordar tomarse una pastilla diaria o cambiarse un parche cada 7 días les resulta difícil, la inyección anticonceptiva es más fácil de usar.

Su principal desventaja: Acudir sin falta a que te la pongan cada 3 meses puede ser difícil de planear.

Los casi perfectos: Métodos Anticonceptivos que tienes que conocer

El implante anticonceptivo. Uno de los métodos más nuevos es el implante subdérmico. Viene en forma de una pequeña varita, más delgada que un popote, la cual es insertada debajo de la piel de tu brazo. Es efectivo hasta por 5 años y fuera de un checkup para asegurar que tu cuerpo no esté reaccionando de manera negativa al implante o que éste se haya movido, te puedes olvidar de él hasta por 5 años. ¡Esto lo hace muy efectivo pues no tienes que estar recordando tomar o cambiar algo! El implante subdérmico libera progestina, que previene la ovulación y espesa el moco del cuello uterino.

Su principal desventaja: Si eres de las mujeres que necesita tener su periodo de forma regular para saber que no está embarazada, el implante no es para ti. La mayoría de las mujeres experimenta sangrados muy irregulares o que incluso desaparecen tras la inserción del implante.

mirena diu

Mirena y Kylena. Mirena y Kylena son sistemas intrauterinos que liberan progestina. De forma muy similar a un dispositivo intrauterino o DIU, son uno de los métodos anticonceptivos más eficaces a tu disposición. Son particularmente convenientes para mujeres que tienen sangrados muy fuertes pero no reaccionan bien a otro tipo de anticonceptivos hormonales. La forma en la que interactúan con tu cuerpo hace que la hormona que liberan es mínima, disminuyendo la posibilidad de efectos adversos que podrías tener con las pastillas, el implante o los parches. Son colocados por un médico y cualquiera de los dos te puede dar más de 5 años de muy alta protección anticonceptiva. (¡Hasta 99% de eficacia!)

Su principal desventaja: No podemos pensar en una gran desventaja. Su inserción le resulta incómoda a algunas mujeres, pero tu ginecólogo te puede dar medicamento para hacerla más cómoda. Si tu cuerpo no reacciona mal a la hormona que liberan (menos del 1% de las pacientes), Mirena y Kylena, los DIUs hormonales, son excelentes y muy (muy!) confiables.

Ojo: no todas las mujeres reaccionan bien a todos los anticonceptivos hormonales. ¡Lo mejor es hablar con un profesional! La buena noticia es que si las hormonas de los anticonceptivos no van bien con tu cuerpo, pero quieres más protección que la que te de un preservativo, tienes a tu disposición uno de los métodos más efectivos: el Dispositivo Intrauterino o DIU.

Diu de cobre o de plata. La t de cobre, o el “DIU”, es más de 99% eficaz al evitar un embarazo. Este dispositivo también es increíblemente conveniente para mujeres que no pueden o no quieren tomar anticonceptivos hormonales. Al insertarlo en la parte de arriba de tu útero, el DIU genera un ambiente hostil para los espermas, por lo que no pueden llegar al óvulo. Durante muchos años mujeres que son alérgicas al cobre no podían acceder al DIU, pero la buena noticia es que también hay un DIU de plata, el cual tiene los mismos beneficios que “el original”. Un mito muy grande es que el DIU de cobre solo se debe usar en mujeres que ya han tenido hijos, pero la realidad es que lo pueden usar nulíparas también. ¡Los DIUs no hormonales pueden durar hasta 10 años dándote más de 99% de eficacia!

Su principal desventaja: A algunas mujeres les resulta más incómoda la inserción de un DIU de cobre o plata que los hormonales. Tu médico te puede dar medicamente para que estés más cómoda durante la inserción, por lo que, en realidad no vemos ninguna desventaja. En un muy pequeño porcentaje el DIU se puede mover, disminuyendo su eficacia, pero al acudir a tu chequeo ginecológico, esto es muy sencillo de detectar.

¿Algún método anticonceptivo que deba evitar?

Realmente, depende de tu estilo de vida, lo que funcione para tu cuerpo y el tipo de seguridad que quieras. Los únicos métodos que el Dr. Saldaña recomienda evitar por su baja eficacia son los “métodos anticonceptivos naturales”, como el método del ritmo. Si realmente estás buscando evitar un embarazo, es mejor utilizar un método anticonceptivo con alta efectividad.

¿Cuál es el método anticonceptivo para mí?
Para encontrar el método anticonceptivo para ti, lo mejor es que acudas con tu ginecólogo, le platiques tus necesidades anticonceptivas y lo que ya has probado. Cada cuerpo y organismo es diferente, pero con tantas opciones y la guía de un médico experto como el Dr. Saldaña, sin duda encontrarás uno para ti.